C/ Cañalejos, 36 C.P. 41701 Dos Hermanas, Sevilla

La imagen de marca es una de las piezas clave en la estrategia de marketing de toda empresa para conseguir que tanto la marca, como lo que ésta ofrece, estén mucho mejor valorados por los clientes, y por consiguiente, las ventas se vean afectadas.

¿Qué es la imagen de marca?

La imagen de marca, engloba todos los elementos, tanto tangibles, como intangibles que una empresa representa para sus consumidores.

Estos elementos van desde el logo, el nombre, sus colores corporativos, los contenidos que comparte…
La marca y la imagen de una empresa deben estar muy bien estudiadas con el objetivo de no sólo vender productos o servicios, sino vender experiencias únicas y soluciones para sus clientes.

Una buena imagen de marca no sólo genera más ventas, sino que fideliza a clientes, ya que ayuda a la empresa a distinguirse de la competencia.

Pasos a seguir para crear una buena imagen de marca

En Achef nos encargamos de la creación de marca, o logotipo para tu empresa, así como de todo el branding. Por ese motivo, en esta ocasión nos centraremos en la importancia de conseguir una buena imagen para tu empresa.

Si en estos momentos estás intentando crear una imagen de marca para tu nueva empresa, o por el contrario, quieres hacer un restyling de la que ya tenías, te proponemos algunos pasos a seguir.

  1. Define: define qué es tu empresa, y qué es lo que quiere transmitirle a sus clientes. Piensa cuáles son sus puntos fuertes.
  2. Objetivos: es muy importante tener claro cuáles son los clientes a los que quieres llegar. No se llevarán a cabo las mismas acciones si te diriges a un target adulto que si te diriges a adolescentes.
  3. Colores: la psicología del color es algo que debes tener en cuenta dependiendo de los objetivos definidos con anterioridad, ya que cada color transmite una emoción y una sensación. Según tus objetivos, podrás optar por un color u otro para tu logotipo.
    Nosotros te recomendamos utilizar un máximo de tres colores.
  4. Tipografía: al igual que los colores, cada tipografía transmite algo por sí sola. Una vez más, en función de tus valores como empresa, público objetivo… deberás decante por aquella que encaje mejor con tus objetivos.
    Pero es muy importante, que elijas la que elijas, sea fácil de leer.

Sabemos que todos estos puntos son muy importantes, pero siempre debes partir desde la simplicidad. Cuando un logo es simple, quiere decir que es fácilmente reconocible y memorable.

El consejo final es que cuando lo tengas, déjalo reposar. Sabemos que te ha costado mucho tiempo y esfuerzo llegar hasta el que te gusta, pero debes dejarlo unos días.
Cuando haya pasado un tiempo prudencial, si vuelves a mirarlo y te sigue encantando… ¡Ese es!

Sabemos que cada empresa tiene su especialidad, y puede que no sepas por dónde empezar en estos momentos.
Por ese motivo, quedamos a tu plena disposición para que nos cuentes todo lo que necesitas, y nosotros te diremos cómo podemos ayudarte.
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para contarte todo sobre este maravilloso proceso.